PROPIEDADES Y BENEFICIOS DEL TE DE JENGIBRE

El té de jengibre es bastante conocido a nivel mundial, pero no todo el mundo sabe que procede de China y la India en los cuales se ha utilizado como producto medicinal o en la gastronomía asiática. A continuación, veremos qué es y qué puede aportar en nuestro organismo.

taza-te-jengibre

¿QUE ES EL TE DE JENGIBRE Y QUE BENEFICIOS APORTA?

El Jengibre, una planta de la familia de las Zingiberáceas, posee flores de color púrpura y un tallo subterráneo en forma de rizoma (tallo con diversas yemas que emiten raíces y brotes). Es precisamente este tallo el que se ha hecho famoso en el mundo de la medicina y la cocina.

En el aspecto médico, la ingesta progresiva de té de jengibre ha demostrado tener grandes beneficios para nuestro organismo. Así pues, se trata de una solución efectiva para problemas digestivos o dolores menstruales, sin embargo, también funciona como antiinflamatorio, relajante muscular, para mejorar la circulación de la sangre y actúa como afrodisíaco natural. A esto debemos añadirle que no contiene grandes cantidades de calorías, carbohidratos, proteínas o fibra.En relación con al aspecto gastronómico, el Jengibre se ha ganado un hueco en el mercado y la cocina actual, ya que es capaz de aportar un sabor y aroma picante a los platos, por lo tanto, se convierte en un ingrediente para utilizar en las cocinas de formas distintas, ya sea molido, rayado, incluido en salsas, acompañando a principales… Sin embargo, a nosotros nos interesa lo siguiente, pues es el elemento principal en un té acompañado de miel o limón, entre otros.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DEL TE DE JENGIBRE

Algunos de los compuestos del te de jengibre ayudan a aliviar la irritación gastrointestinal, estimular la producción de saliva y la bilis y suprimir las contracciones gástricas. Resumiendo, favorece la digestión y evita la aparición de problemas asociados a la mala absorción de alimentos.

Además de esto, masticar Jengibre o beberlo en té es un remedio casero para las náuseas y las ganas de vomitar. En invierno, el té de Jengibre es excelente, ya que diaforético, es decir, promueve la sudoración, por lo que permite calentar el cuerpo.Por otro lado, según diversos estudios, el jengibre ayuda a reducir los síntomas de dismenorrea, es decir, dolor severo durante los ciclos menstruales. Sin embargo, también se sabe que reduce la inflamación y que, en consecuencia, se reduce el cáncer de colon. Además, se trata de un buen remedio para la inflamación asociada a la osteoartritis.

Otras propiedades del Jengibre se centran en su aspecto afrodisíaco, pues reduce la tensión del cuerpo, actúa como relajante muscular y combate la migraña, no obstante, es necesario destacar que también acelera el metabolismo, previene enfermedades cardiacas y refuerza las defensas de nuestro organismo.

¿COMO APLICAR TE DE JENGIBRE A LA DIETA?

Tal y como se ha mencionado anteriormente, el Jengibre no añade cantidades significativas de calorías, carbohidratos, proteínas o fibra, pero contiene numerosos compuestos relacionados con antiinflamatorios y antioxidantes.

Para comprar un Jengibre fresco de alta calidad es necesario prestar atención, ya que debemos buscar una raíz con la piel lisa y con un aroma picante. Una vez en casa, es importante meter el jengibre en una bolsa de plástico y guardarlo en la nevera.

Cabe destacar que el Jengibre fresco se debe pelar o rayar antes de ser consumido, pero también podemos optar por la opción más rápida y comprarlo molido en un supermercado.

El Jengibre puede combinar perfectamente con muchos tipos diferentes de alimentos tales como mariscos, naranjas, melón, manzana… Su uso en la cocina asiática es muy conocido, pero se está extendiendo mucho a otros países. Algunas de las recetas más conocidas son “el gari japonés”, un plato de pescado acompañado con un encurtido de Jengibre, o las “galletas de Jengibre”, esas que tantas veces hemos podido visualizar en las películas.

Aunque como se ha mencionado ya, se puede emplear como especia, en salsas, como ingrediente… la forma más común de encontrarlo es en bebidas como el té.A parte de estos usos, el Jengibre natural es seguro para la mayoría de la población y tiene pocos o ningún efecto secundario conocido. En general, estos efectos o contraindicaciones se centran en la pirosis (ardor de estómago), cálculos (prevenir en personas con cálculos biliares o piedras en la vesícula) o aumento de la tensión arterial (al tomar dosis muy elevadas).

¿COMO PREPARAR UN TÉ DE JENGIBRE?

te-jengibre

El té de Jengibre es una experiencia increíble en boca, ya que aporta un ligero sabor a picante (dependiendo de la cantidad de Jengibres este sabor puede ser más intenso) que permite entrar en calor al cuerpo rápidamente.

Los ingredientes para preparar el té son:

  • Medio litro de agua.
  • Un  bulbo de tamaño medio de Jengibre.
  • Miel o Limón (opcional).

Para prepararlo de forma óptima se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Poner el medio litro de agua a hervir.
  2. Pelar los rizomas de Jengibre en rodajas finas y, en cuanto el agua esté hirviendo, se añaden dentro. Se cubre el recipiente y se deja unos 20 minutos a fuego lento.
  3. Finalmente, se cuela el líquido y se añade miel o limón al gusto del comensal.

¿QUE TIPOS DE TE DE JENGIBRE ENCONTRAMOS?

El té de Jengibre se puede preparar de forma natural o combinándolo con Limón, canela, miel cúrcuma o frambuesa. En estos casos, cuando el agua rompa a hervir, se retira el recipiente y se añade tanto el Jengibre como el ingrediente extra.

Es necesario destacar la combinación compuesta por té de Jengibre y Limón, té de jengibre y Miel o té de Jengibre y Canela.

Sin embargo, también podemos encontrar la combinación junto a otros tés.

El té verde con Jengibre

En este caso,  la receta es la misma que anteriormente, pero vamos a reducir la cantidad de agua, ya que, en otro recipiente, vamos a preparar una infusión de té verde. Una vez realizada, se dejan reposar las dos infusiones y, seguidamente, se mezclarán para combinar los sabores. Es importante ir probando para obtener el sabor acorde con el comensal.

El té rojo con Jengibre y Canela

Otra opción sería la combinación del té de jengibre con el té rojo. En este caso, se mezcla la canela con el agua hirviendo y, seguidamente, se añade el Jengibre. Esto se deja reposar unos minutos y añadimos el té rojo, que puede ser en sobre o en elaboración casera (en este último caso, debemos controlar las cantidades de agua). Finalmente, se deja reposar un par de minutos y se cuela.

Es necesario recordar que el consumo exagerado puede dañar el organismo y, sobre todo, se debe prevenir en personas que interactúan con medicamentos constantemente.

Pues hasta aquí el artículo centrado en el jengibre. Espero que hayáis podido disfrutar de la lectura y ahora es vuestro turno. ¿Habéis probado algún tipo de combinación con el Jengibre? ¿Qué té te ha parecido más interesante? ¿Vas a recomendar el Jengibre a familiares y amigos? Comenta y danos tu opinión en la sección de comentarios. ¡Muchas gracias!

Leave a Reply