MANZANILLA: QUE ES, SU PROPIEDADES Y BENEFICIOS

¡Bienvenidos a todos/as! En el siguiente artículo nos centraremos en conocer que es la manzanilla, conoceremos las propiedades y beneficios principales de la manzanilla y profundizaremos en cómo debemos tratarla para poder preparar una buena infusión de una planta de renombre en todo el mundo.

taza-manzanilla

¿QUE ES LA MANZANILLA?

Su origen es muy antiguo, sobre todo si hablamos de ella en forma de infusión, la cual se ha convertido en una de las bebidas más consumidas en el mundo para tratar, principalmente, problemas digestivos, ya que la manzanilla dispone de propiedades calmantes y digestivas.

La planta de manzanilla es de tipo herbácea y se distribuía originalmente en zonas de los Balcanes, el norte de África y Asia occidental, sin embargo, su cultivo se realiza actualmente en muchos países tales como España o Argentina.

Esta planta es una de las hierbas medicinales más antiguas de las cuales tenemos conocimiento. Uno de los aspectos que más interés genera es su intenso aroma. Esto llevó a estudiar sus propiedades, las cuales se centran en prevenir o ayudar en problemas digestivos.La manzanilla es una de las plantas más consumidas en forma de infusión. Mucha gente la conoce como “té de manzanilla”, no obstante, es una expresión incorrecta, ya que la manzanilla es una planta que no contiene teína, es por ello, que hablamos únicamente de infusión y no de té.

QUE PROPIEDADES TIENE LA MANZANILLA

La manzanilla, aunque también puede ser conocida como camomila, se trata de un remedio eficaz para muchas dolencias centradas en malestares digestivos, de hecho, es una planta medicinal que ya se consumía hace muchos años en el Antiguo Egipto, el Imperio Romano y en la Edad Media. De esta manera, su uso se ha extendido hasta llegar a nuestros días como una infusión para tratar el dolor de estómago y para calmar la ansiedad.

A continuación, destacaremos las propiedades y beneficios de la manzanilla que pueden resultar más relevantes de conocer.

planta-manzanilla
  1. Ayuda en la digestión: La infusión de manzanilla sirve como defensa para nuestro organismo en relación al ámbito digestivo. Se suele consumir en aquellas situaciones en las cuales no hemos digerido bien la comida, tenemos malestares o nos sentimos muy llenos. Así pues, su capacidad para relajar nos ayuda a corregir esos errores o problemas, fomentando el movimiento que el estómago y el intestino necesitan llevar a cabo de forma coordinada para fomentar una buena digestión y, de esta manera, aliviar los dolores abdominales y la indigestión.
  2. Problemas de ansiedad: Dadas sus capacidades calmantes, la manzanilla nos ayuda a mejorar las situaciones centradas en problemas de ansiedad. Además, es un buen remedio para conciliar el sueño.
  3. Disminuye el estrés: En relación a los dos puntos anteriores, la manzanilla nos permite calmar el aparato digestivo, pero también el nervioso, por lo tanto, la infusión de manzanilla es un remedio eficaz para combatir situaciones de estrés, ya que reduce los niveles de tensión gracias a sus efectos sedantes.
  4. Ayuda a controlar la diabetes: La manzanilla se puede utilizar, también, para ayudar a controlar algunas enfermedades metabólicas, como la diabetes. De esta manera, el consumo diario de esta infusión puede ayudar a controlar el índice glucémico, es decir, la cantidad de azúcar en sangre.
  5. Refuerza el sistema inmunitario: Como se ha mencionado anteriormente, la manzanilla contribuye al buen funcionamiento del tránsito intestinal. Su aportación en el aparato digestivo es muy relevante para el óptimo funcionamiento del organismo, en gran medida, debido a su acción en el sistema inmunitario. Así pues, la infusión de manzanilla es capaz de reducir las infecciones del tracto digestivo y beneficiar la flora intestinal, lo cual permite ayudar a disminuir la hinchazón abdominal.
  6. Ayuda a tratar heridas e impurezas de la piel: Además de todos los beneficios anteriormente descritos, la planta de manzanilla, y en este caso la infusión, ayuda a proteger las células de daños externos, es decir, evita que la piel pueda infectarse o dañarse con procesos inflamatorios. Por otro lado, sus compuestos fenólicos y taninos ayudan a retardar el envejecimiento celular y promueve la producción de colágeno, lo cual es fundamental para la óptima cicatrización de la piel.
  7. Alivia los dolores menstruales: Debido a sus efectos calmantes, la manzanilla, unido a sus efectos antiinflamatorios y analgésicos, también ayuda a controlar los dolores producidos por la aparición de la regla. Estos dolores suelen ser muy fuertes e intensos, por lo tanto, el consumo de manzanilla puede ayudar a reducir ese dolor gracias a sus efectos sedantes.

USOS DE LA MANZANILLA

A parte de las propiedades y beneficios descritos anteriormente, la manzanilla tiene otros usos, se utiliza para fortificar el bulbo piloso, lo cual ayuda a fortalecer el cabello. Asimismo, ayuda a eliminar la caspa, aclara el pelo sin daños y provoca que el vello esté más brillante. Además de esto, resulta un buen método exfoliante para la piel y reduce la aparición de manchas.

Otro aspecto relevante es la capacidad de estimular la descomposición de lípidos, lo cual ayuda a reducir el índice de colesterol.Finalmente, dispone de efectos refrescantes sobre los ojos, por lo cual se suele recomendar su uso cuando se sufre de conjuntivitis, sin embargo, hay expertos que prefieren evitar su uso en situaciones como la presentada en este caso.

COMO PREPARAR UNA MANZANILLA

La preparación de una infusión de manzanilla es algo muy sencillo y que se puede llevar a cabo de dos métodos distintos. El primero de ellos se centra en la preparación a partir de flores secas de la planta y, el segundo, se centra en la utilización de bolsitas de manzanilla, las cuales se pueden adquirir en herboristerías o diferentes tipos de supermercados.

Si se opta por el primer método, la preparación se realiza de la siguiente manera:

  1. Hervir agua en una taza.
  2. Colocar 2-3 cucharadas de flores secas de manzanilla.
  3. Cubrir el recipiente y dejar reposar unos 10 minutos.
  4. Colar el producto para retirar las flores y obtener una infusión limpia.

Por otro lado, si se opta por el segundo método, la preparación se realiza de la siguiente manera:

  1. Añadir agua en un recipiente y colocar las bolsitas de manzanilla.
  2. Calentar (puede ser en el microondas) unos 3-4 minutos.
  3. Retirar las bolsitas para obtener la infusión.

Es necesario destacar que la manzanilla suele consumirse individualmente, sin embargo, también puede combinarse con plantas tales como anís y menta o otros productos como la miel. No obstante, la combinación más relevante es la manzanilla con anís.

¿QUE CONTRAINDICACIONES TIENE LA MANZANILLA?

Actualmente no se conocen contraindicaciones de la manzanilla o efectos que puedan surgir junto a otras plantas o medicamentos. Sin embargo, se ha demostrado que su ingesta en grandes cantidades por vía oral puede provocar vómitos. Además, aunque no se ha encontrado efectos negativos, se recomienda no abusar en períodos de embarazo o lactancia.

Hasta aquí este artículo centrado en la manzanilla. Espero que hayas disfrutado de la lectura y hayas adquirido nuevos conocimientos sobre esta planta tan conocida y utilizada mundialmente. Ahora es tu turno, déjame tus reflexiones, opiniones y recetas en la sección de comentarios. ¡Gracias por tu lectura! ¡Hasta la próxima!

Leave a Reply