INFUSIONES PARA BAJAR LA TENSIÓN

A día de hoy, la tensión arterial es un problema que cada vez afecta a más personas. Para poder bajarla, hay ciertos remedios caseros que ayudan, como las infusiones, aunque no todas. Eso sí, antes de probar alguna de estas, es importante consultar a tu médico si ya estás con un tratamiento. De esta forma, te aseguras de que no van a interferir con el mismo. Hoy vengo a hablaros de que infusiones son buenas para bajar la tensión. 

taza-infusion

Aunque los médicos suelen administrar fármacos a sus pacientes, hay casos en los que se recomiendan soluciones tan naturales como el de las infusiones. Eso sí, esta clase de remedios pueden ayudar a controlar este problema, pero nunca van a ser un sustituto de un tratamiento prescrito por un profesional. Teniendo esto muy claro, a continuación encontrarás las mejores infusiones para bajar la tensión arterial.

¿QUE ES LA TENSIÓN ARTERIAL?

Explicado de forma breve y sencilla, la tensión arterial se produce cuando se estrechan las arterias. Debido a ello, la sangre tiene que ejercer más presión de lo normal para poder fluir. A causa de esto, el corazón se tiene que esforzar aún más para que la sangre llegue a todo el cuerpo, lo que le puede llevar a debilitarse y afectar a algunas funciones de los órganos, como el cerebro, los riñones y el páncreas. Es por ello que es tan importante bajar la tensión arterial lo más rápido posible. ¿Y como bajar la tensión? En este post os dejamos unas cuantas recomendaciones para ello.

LISTADO DE INFUSIONES PARA BAJAR LA TENSIÓN ARTERIAL

infusion

Es fundamental tener en cuenta que estos remedios caseros para bajar la tensión pueden ayudar a controlar este problema, pero nunca deben reemplazar a la medicación prescrita por un profesional.Así, gracias a las propiedades de algunas plantas medicinales, se pueden elaborar infusiones para bajar la tensión y ayudar a estabilizar. A continuación, te ofrecemos un listado de infusiones de las más eficaces.

  • Infusión de apio

Los compuestos antioxidantes y fitoquímicos del apio lo convierten en una excelente alternativa para controlar y bajar la tensión arterial de forma natural. Estas sustancias son antiinflamatorias y también controlan la retención de líquidos.

Además, sus aportes de minerales esenciales ayudan a reducir la producción de cortisol, una hormona que, en niveles altos, puede aumentar el riesgo de padecer hipertensión. Para disfrutar de estos beneficios, pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, añade 20 gramos de apio. Deja reposar durante 15 minutos, cuélala y toma una taza todos los días.

  • Infusión de lavanda

Esta planta tiene propiedades sedantes que, además de calmar el estrés, es idónea para bajar la tensión arterial, sobre todo si es debida a problemas nerviosos. Sus activos naturales ayudan a estimular la actividad celular y favorecen la circulación de la sangre a través de las arterias.

Para preparar esta infusión, calienta 250 ml de agua y añade una cucharadita de lavanda cuando rompa a hervir. Deja reposar entre 15 y 20 minutos y cuélala, tomando una taza al día como mínimo tres veces por semana.

  • Infusión de orégano

El orégano tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas que contribuyen a aliviar la presión arterial alta. Sus compuestos activos, sobre todo el carvacrol, ayudan a limpiar las arterias para evitar problemas circulatorios.

 Hierve una taza de agua y añade cuando llegue a ebullición una cucharadita de orégano. Deja reposar 15 minutos, cuélala y toma una taza a media mañana, como mínimo, tres veces a la semana.

  • Cola de caballo

Otra de las infusiones para bajar la tensión arterial es la cola de caballo. Y es que un gran número de casos de esta afección se deben a la retención de líquidos. Para estos casos concretos, esta infusión es un gran aliado.

 Esta planta cuenta con propiedades diuréticas y antioxidantes que, al ser asimiladas por nuestro organismo, ayudan a eliminar los líquidos acumulados. Solo debes poner a hervir una taza de agua y agregar una cucharada de cola de caballo cuando comience a hervir. Deja reposar entre 10 y 15 minutos y cuélala antes de tomar en ayunas durante mínimo dos semanas.

  • Infusión de diente de león

Es una planta con propiedades diuréticas y otro de los remedios caseros para bajar la tensión. Sus antioxidantes y minerales ayudan a proteger los tejidos inflamados, estimulando la circulación sanguínea.

 Para prepararla, hierve una taza de agua con una cucharada de diente de león y deja cocer a fuego lento durante tres minutos. Deja reposar y cuélala antes de beber, pudiendo tomarla una vez al día durante tres semanas como mínimo.

  • Valeriana

La valeriana es una hierba con propiedades sedantes y antiinflamatorias. Por ello, sus principios activos naturales ayudan a bajar la tensión generada por el estrés, lo que contribuye a restablecer el ritmo cardíaco.

 Es un tranquilizante natural que puede reducir el dolor muscular, la depresión y el insomnio. Además, es uno de los remedios caseros para bajar la tensión y normalizar los lípidos de la sangre más eficaces. Puedes tomarla tanto en infusión como en extracto.

Esperamos que os haya sido de ayuda el post de hoy. 

¡Hasta el próximo!

Leave a Reply