COMO PREPARAR TE VERDE

El té verde es un tipo de té que recibe este nombre por el color que adquieren las hojas del té durante el proceso de fermentación y secado. Hay diferentes maneras de hacer tu té: té verde con canela, té verde con limón, etc.

En el artículo de hoy explicaré tres maneras de cómo hacer infusión de té verde en casa. Empezamos con la primera.

BOLSAS DE TE VERDE

bolsas te verde

La primera forma de hacerlo, la vamos a hacer con bolsitas de té verde, para ellos necesitarás:

  • Una bolsita de té verde
  • Una taza de unos 240 ml de agua
  • Un limón o miel, para aquellos que le quieren añadir un plus a su gusto.
  • Un hervidor de agua
  • Una taza de té
  • Una taza medidora
  • Un platillo o un plato pequeño.

PROCEDIMIENTO

  1. Calienta el agua en una olla tapada o donde mejor te vaya hasta que comience a hervir. Una vez ha empezado a hervir, apaga el fuego y retira la tapa para permitir que el agua se enfríe de manera más rápida durante unos 5 minutos hasta que la temperatura alcance los 79ºC. Es importante dejar enfriar el agua ya que, de lo contrario, podría quemar el té o hacer que tenga un sabor amargo.
  2. Por cada taza de té que hagas, añade 240 ml de agua y un sobrecito de té. Si quieres hacer más de una taza, puede colocarlo en una tetera poniendo el agua y los sobres correspondientes.
  3. Vierte el agua a 79ºC en una taza vigilando que no te quemes y coloca encima un platillo o si no tienes, un plato pequeño, para que no se enfríe.
  4. Deja reposar el té de 2 a 3 minutos, si quieres que tenga un sabor más suave, déjalo durante dos minutos, de lo contrario, déjalo durante tres minutos. Muy importante no superar el máximo de minutos sino hará que el sabor se vuelva amargo.5.       Por último, retira la bolsita de té verde y evita apretarla porque puede liberar componentes amargos y disfrútalo.

HOJAS SUELTAS DE TE VERDE

hojas sueltas de te verde

La segunda forma de hacerlo es con hojas de té verde sueltas, para ello necesitarás:

  •  180 ml de agua
  • Una cucharadita de té verde en hojas sueltas
  • Una taza de té
  • Una taza medidora y una cuchara pequeña
  • Un colador de té
  • Un platillo o plato pequeño

PROCEDIMIENTO

  1. Calienta el agua en una olla o donde mejor te vaya, y deja que hierva, una vez ha hervido deja que el agua se enfríe hasta alcanzar una temperatura de unos 77 o 80 ºC.
  2. Coloca una cucharada de té verde en hojas sueltas directamente en tu tetera (preferiblemente pequeña) o si tienes, en la cesta del infusor. Si quieres obtener un sabor más fuerte, échale más té.
  3. Añade 180 ml del agua, que has calentado previamente, sobre las hojas de té. Poco a poco verás como las hojas se van abriendo con el calor. Coloca un plato o una tapa encima para evitar que se vaya el vapor y se enfríe.
  4. El tiempo dependerá del sabor que le quieras dar al té, si quieres obtener un sabor más fuerte déjalo actuar durante más de un minuto. Ves probándolo cada diez segundos hasta que tenga el sabor deseado.
  5. Una vez has dejado actuar el té, quita las hojas o escúrrelas para empezar a disfrutar de tu té.

COMO PREPARAR TE VERDE MATCHA

como preparar te verde matcha

Para la última forma, vamos a preparar un té verde matcha, para ello necesitarás:

  • Una cucharadita y media de polvo de té verde matcha
  • 59 ml de agua
  • Un hervidor de agua
  • Una batidora de bambú
  • Un cuenco de té
  • Un cucharón medidor
  • Un colador
  • Una cuchara dosificadora

PROCEDIMIENTO

  1. Coloca una malla fina encima del cuenco de té o si no tienes, también puedes usar una taza de preparación de alimentos que resista al fuego.
  2. Añade una cucharadita y media de polvo de té de matcha en el recipiente a través de la malla.
  3. Hierve agua, una vez haya hervido, déjala que se enfríe hasta alcanzar una temperatura de entre los 82 y 88 grados.
  4. Echa 59 ml de agua caliente en el cuenco donde anteriormente has puesto el polvo matcha.
  5. Poco a poco el polvo se irá disolviendo. Utiliza una batidora de bambú y bátelo de 20 a 60 segundos para hacer el té. Si quieres que te quede más fino, bate en forma de círculo durante unos 20 segundos, si quieres que te quede más espeso, bate rápidamente de atrás hacia delante.
  6. Disfruta del sabor del té, no tardes demasiado en beberlo o de lo contrario, el polvo se asentará.

¿Ya habéis probado a hacerlo de alguna de estas tres formas? Si os ha gustado, dejad vuestra opinión en los comentarios.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

Leave a Reply