Si eres un público de infusiones y tés, entonces tenemos los datos para ti. Desde el té negro hasta el té oolong, conocerás sus propiedades y lo que los diferencia.

Además del té rojo, verde y negro, también hay té azul y blanco. Puede aprender por qué el azul es una mezcla de verde y negro o cómo el blanco ofrece los mejores antioxidantes de la naturaleza.

¿Quiere aprender más sobre la rica variedad de diferentes tipos de té que están disponibles hoy en día? Te contamos sus diferentes sabores, beneficios y métodos de preparación para que elijas cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Origen del té y países productores tipos de té e infusiones

Lo primero que debe saber sobre el té es que se origina en la planta Camellia sinensis. Esta planta pertenece a la familia de las Teáceas, y sus hojas son las más utilizadas para diferentes tés; como el té negro o verde.

La Camellia sinensis es originaria del sudeste asiático, que incluye la región más al sur de China, el norte de India y Camboya o Laos.

Según los informes, hoy en día también se cultiva en áreas como Japón, Sri Lanka y partes de África, incluida Kenia.

Kenia es uno de los cuatro países productores de té más grandes del mundo en la actualidad, junto con India, Sri Lanka y China.

El 75% de toda la producción industrial del mundo proviene de estos cuatro países. Estos cuatro países concentran el 75% de la producción industrial del mundo.

China es actualmente el principal productor mundial de té con el 38% de la producción mundial total en 2013.

India es uno de los 2 mayores productores, después de China con 1,2 millones de toneladas en 2013. Juntos, estos 4 países representan el 75 % de la producción mundial.

Esta planta se cultiva en Asia y partes de África, así como en América del Sur y en los mares Negro y Caspio.

Tipos de té y sus diferentes propiedades

Vale la pena entender más sobre el origen del té antes de decidir qué tipo comprar. Existen diferentes tipos de Camellia sinensis, todos con diferentes propiedades que podrían afectar tu salud.

Verdaderos tés:

Como ya hemos establecido, la planta del té es la Camellia sinensis. Las infusiones elaboradas a partir de sus hojas se consideran, por tanto, auténticos tés.

De esta forma, las infusiones como la manzanilla o la menta no se consideran verdaderos tés. Los tés clásicos entonces, serían los siguientes:

  • Té verde.
  • Té blanco.
  • Té oolong o azul.
  • Té pu-erh.
  • Té negro.
  • Té matcha, una variedad del verde.

Aunque estos tés se elaboran con las mismas hojas de la planta Camellia sinensis, la principal diferencia entre ellos es el color y el sabor que se consigue en cada caso a la hora de producirse cada planta.

A continuación, echemos un vistazo a los diferentes tipos de té. Empezaré con el té negro:

Té negro

El té negro es uno de los tés más populares del mundo, pero tiene una historia de origen sorprendente. Se descubrió cuando los productores chinos cometieron un error al hacer té verde y en lugar de producirlo verde lo oxidaron negro.

Está hecho de las hojas de la planta Camellia sinensis, de la que también proviene el té verde. Las hojas se fermentan y se dejan secar para que adquieran su color oscuro y sabor intenso producto de la oxidación que se produce durante

De hecho, los niveles de cafeína en el té negro son más altos que los de otros tipos.

Una de las razones de esto es que las hojas de té negro tienen un tiempo de infusión más largo y una temperatura de remojo más alta que el té verde. Por lo general, alcanza el punto de ebullición, lo que significa que puede extraer más cafeína de las hojas que otros tipos de té.

Esta es la razón por la que tantas personas han redescubierto el té por su contenido de cafeína. En concreto, hay 20 miligramos de cafeína en 100 gramos de té.

El té negro tiene una serie de beneficios y propiedades. Cosas como:

  • Los flavonoides presentes en esta fruta combaten la inflamación.
  • Creemos que los fitoquímicos y los minerales traza ayudan a mantener fuerte su sistema inmunológico.
  • La hierba hamamelis se puede calentar, dejar enfriar y aplicar tópicamente en heridas o abrasiones de pequeño tamaño. Esto ayudará a reducir la hinchazón en tales heridas.
  • Puede que te guste esta bebida porque también puede ayudar a reducir la inflamación causada por la hiedra venenosa. Las diferentes variedades, como el té inglés para el desayuno, provienen del té negro, que es lo que obtienes cuando bebes té inglés.

Té blanco

A diferencia del té verde, el té blanco generalmente no se elabora con hojas que se hayan secado por completo. Esto significa que los brotes jóvenes mantienen finos pelos blancos y un sabor delicado. La recolección de la hoja ocurre antes de que se abra por completo.

Los brotes jóvenes tienen un sabor más ligero que las hojas de té negro o verde, que a menudo se cosechan durante horas. También se procesan a mano y se secan poco después de la recolección, a diferencia de la mayoría de los otros tés que se someten a métodos de procesamiento más duros.

Los beneficios del té blanco son los siguientes:

Nuestro nuevo sabor tiene una cantidad aún menor de cafeína. Es perfecto para nuestros clientes que aman las bebidas descafeinadas.

El té verde es una fuente de antioxidantes muy poderosa y es ideal para las personas que quieren minimizar el riesgo de cáncer.

Los estudios demuestran que los altos niveles de catequinas, fluoruro y taninos en el té verde pueden ayudar a combatir las bacterias y mejorar la higiene dental.

Té verde

El té verde es, con diferencia, el tipo de té más famoso y popular de China. Está hecho de hojas chinas nativas que se cocinan en una sartén o se tuestan.

Mientras que en algunos países como Japón, las hojas de té se cocinan antes de beberlas, en otros solo se dejan en remojo durante cinco minutos. Hay beneficios para ambos tipos de té, pero muchos de los beneficios para la salud provienen de cocinar las hojas de té durante la preparación.

La quínoa es un cereal rico en proteínas y rico en flavonoides que tienen efectos positivos en la salud cardiovascular. Reduce el colesterol malo y la coagulación de la sangre, confirmado por varios informes y estudios.

Otra investigación ha encontrado que este tipo de té es antiinflamatorio, lo que significa que puede ayudar a mantener la piel limpia y brillante.

Té matcha

Matcha es un tipo de té verde en polvo que la gente ha estado bebiendo durante los últimos años. Se prepara con hojas enteras de arbustos de té cultivados a la sombra y es una bebida de alta calidad.

Matcha contiene más antioxidantes que el té verde normal, ya que las hojas se ingieren, no solo se remojan. Algunos expertos incluso dicen que 1 taza de matcha equivale a varias tazas de té verde.

Variedad de té Oolong, Wu long o azul

El té oolong o azul exterior es un tipo de té chino tradicional que se elabora a partir de la misma planta, Camellia sinensis.

La diferencia está en la forma en que se procesan las hojas de té. El té negro se oxida completamente hasta volverse negro, pero el té azul se oxida hasta un punto intermedio entre el verde y el negro.

El té oolong está hecho de hojas parcialmente oxidadas y el color y el sabor característicos del té oolong se deben en gran parte a su alto nivel de L-teanina, un aminoácido que reduce la ansiedad, aumenta la atención y aumenta el estado de alerta.

Investigaciones recientes sugieren que este aminoácido puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer.

De hecho, el té verde está cargado de polifenoles. Estos componentes están relacionados con la prevención de la diabetes tipo II y la reducción de la inflamación. Se dice que es la mejor bebida para quemar el tejido adiposo, lo que además ayuda a mantener el sistema inmunológico.

El sabor del Wu long es más dulce que el del té verde.

Té rojo o pu–erh

Pu’er, también conocido como té pu-erh, es un tipo de té fermentado que se elabora tradicionalmente en la provincia de Yunnan, China. A veces verás esto en el menú de los restaurantes como «té rojo».

Pu’er es un tipo de té oscuro que generalmente se cosecha en ambientes más limpios. También se fermenta en cuevas naturales para una mejor calidad, lo que ayuda a mantener niveles más altos de aminoácidos, vitaminas y minerales.

Este tipo de té tiene un efecto calmante y es efectivo para aliviar la sensación de inquietud, nerviosismo o irritabilidad.

Otras clases de tés e infusiones de hierbas:

Las infusiones o tisanas son muy parecidas al té pero no hay que beberlo. Se pueden hacer con hierbas, especias, frutas o plantas en lugar de hojas de té.

Se debe hacer una infusión adecuada con agua y alguna de estas plantas: manzanilla, anís, menta o rooibos. El tipo de infusión depende de los beneficios que estés buscando.

Las infusiones populares suelen ser:

  • Manzanilla.
  • Anís.
  • Menta.
  • Poleo.
  • Rooibos.
  • Jengibre.
  • Valeriana.

Intentamos mantener la información lo más accesible posible. Esperamos que haya sido informativo y le hayamos dado algunas ideas para informarse sobre los diferentes tipos de té y lo que puede esperar de ellos.